Post-post: La Flauta – Octubre 2012.

Actuaciones — By on 1 noviembre, 2012 11:48

Con algo más de retraso del habitual os traigo a nuestro blog la crónica de la última actuación o, como prefiero denominarlo el homenaje a los ausentes de Valdemoro.

Sí, según el recuento oficial, hubo 105 personas llenando La Flauta Mágica lo cual nos llena de orgasmo y satisfacción cual monarca en noche buena con Bárbara rey, pero la parte negativa es que tuvo que quedarse gente fuera por falta de sitio.

Ejemplificando esta última casuística hubo un grupo de Valdemoro que además venía de celebración de cumpleaños, y que tras superar la atracción diabólica del vórtice cósmico que se encuentra entre su localidad y Pinto, no pudieron traspasar la puerta de entrada de nuestra actuación. Deseamos que vengan el próximo mes y les dedicaremos el espectáculo… pero mientras tanto sirva este post de tributo a ellos. Vuestra ausencia dejó un vacío en nuestro corazón… aunque también un hueco en el local imprescindible para que corriera el aire, que me hacéis decirlo todo.

Bestias barbudas con bellas cítricas al fondo

La verdad es que a pesar de la sensación agridulce de no tener sitio para todos, el pasado sábado fue un placer actuar ante un auditorio abarrotado de caras desconocidas pero también de fieles amigos y seguidores que no pararon de aplaudir y reír.

También teníamos a nuestras dos Lauras y a Marta muy motivadas en su primera actuación de la temporada, y un repertorio variado en temática: Topless, Negros ligones, Cómo sería la versión española de Karate Kid, Dónde hacerlo cuando lo haces en el coche, Ser hipocondríaca y La casa del pueblo.

Público y monologuistas estuvieran en sintonía y hasta la música (ese reto de cada día en La Flauta Mágica) entró casi en tiempo y tono adecuado. David, sufrió brevemente ese momento tan temido por los monologuistas conocido como “el blanco”, el Google de su cabeza no encontró una frase y en vez de probar suerte recurrió a la chuleta que llevaba en el bolsillo, eso sí, siempre apoyado con el público.
Todo el mundo debería sentir un “blanco” en su vida para poder comprender el concepto de agujeros negros de Stephen Hawking . Desde luego en un monologuista es una experiencia imprescindible, un desvirgamiento traumático pero necesario. Así que desde esa perspectiva nos alegramos por David, que ya iba teniendo edad de estrenarse… al día siguiente fue su cumpleaños, menudo guiño cuántico.

Nos despedimos ya mientras pensamos en el repertorio para el próximo mes, por supuesto, se admiten sugerencias… que lo que más nos gusta es que participéis en nuestro blog.

Tags: , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment