Nuestra historia: Mepartoelpecho.com

Monologuistas — By on 17 junio, 2012 9:21

Poco después de pronunciar la mítica frase “No vuelvo a subirme nunca en mi vida a un escenario”, Pep llamó a Carolina con una propuesta para subirse al escenario. Y Carolina aceptó.

No sé si Pep llamó para apaciguar su sentimiento de culpabilidad tras el concierto, o si Carolina aceptó sin pensar  y sólo por sacarse la espinita de la mala experiencia. N o sé si simplemente se alinearon los planetas. No sé si existe el destino o no. Sólo sé que aquello fue la antesala de los Críticos Cítricos.

 

¿A cuantos Críticos Cítricos reconoces en esta foto?

 

 

La propuesta era participar en el espectáculo “Mepartoelpecho.com” (en aquella época el “.com” era imprescindible en cualquier título). Un espectáculo de monólogos organizado por los alumnos de Comunicación Audiovisual de Aranjuez, que aunque dicho así puede sonar a función escolar, no lo era ni mucho menos.  Triste es decirlo casi diez años después, pero sin duda el espectáculo con más medios en el que jamás ha participado uno de nuestros monologuistas.

Técnicamente muy currado, artísticamente muy ensayado…. Dos frases que nunca podríamos poner en el epitafio de nuestro grupo.

Dirigía el meollo uno de los profesores, cuyo nombre no recuerdo, con un gran talento… aunque quizás no tan grande como su ego.  Era un crack pero ocupaba tanto tiempo en sus presentaciones que robaba protagonismo a sus alumnos y conseguía alargar un ya de por si largo espectáculo de doce monólogos hasta las tres horas de duración.  En cualquier caso sólo tengo palabras de agradecimiento para él, porque en algún momento decidió que su espectáculo se le quedaba corto y decidió que necesitaba meter a un par de monologuistas más de fuera de la escuela: Pep  y Carolina…. A día de hoy sigo sin entender aquella decisión… a no ser que fuera para permitirle estar un rato más en escena presentando… pero bendita sea.

Cada alumno llevaba su propio monólogo, y Pep me pidió que le escribiera uno sobre eufemismos sexuales. Apenas le conocía pero ya me cayó bien por confiar su texto, con el que iba a aventurarse al que sería su debut como monologuista,  a un torpedo inexperto como yo.

Aquel primer espectáculo sería en el  teatro del Centro Cultural Isabel de Farnesio en Aranjuez que con una capacidad de casi 400 butacas registró un llenazo. Amigos no puedo describir con palabras la emoción que se siente cuando  por primera  vez alguien va a decir algo que tú has escrito ante una audiencia como aquella…. Lo que sí puedo describir es como sucedió: presentaron a Pep, el teatro se llenó de aplausos y cuando iba a pronunciar su primera frase “A las cosas hay que llamarlas por su nombre al pan, pan y al pene, polla”… le  interrumpió un borracho desatado de las primeras filas, que por deformación profesional al oír “al pan, pan”, gritó en alto “y al vino, vino” y fastidió el primer punto del monólogo.

Esta anécdota fue verídica pero por suerte al borracho le desalojaron y el monólogo de Pep fue un éxito, y más tarde lo sería el de Carolina que sonreía feliz tras sacarse su espinita con un gran éxito ante un gran auditorio.  A pesar de la duración, todo el espectáculo, presentaciones incluidas, fue muy aplaudido.  Emocionante, muy emocionante  y divertido, muy divertido. Aunque personalmente unos monologuistas me gustaron más que otros, ¿adivináis quién?¿A ver si os suenan estos nombres? Pedro Alcázar,  Janet Borreguero,  Jorge Troitiño, Víctor Blazquez.

No eran conscientes,  no existía el nombre todavía, pero allí, sin saberlo, estaban  por primera vez en escena estaban los Críticos Cítricos.  En breve asistiríamos al nacimiento de nuestro grupo.

Tags: , , , , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment