Entrevista al elefante que “mató” el rey.

Estado Crítico — By on 4 mayo, 2012 20:38

El blog de los Críticos Cítricos necesitaba un reportaje de relevancia para ganar algo, lo que sea, de popularidad. Por eso metimos a nuestro mejor hombre en el primer vuelo Madrid – África con la misión de seguir las huellas del elefante asesinado por nuestro rey.

Cual sería nuestra sorpresa cuando primero, no nos pillaron haciendo de polizón y, segundo, cuando dimos con un aborigen que sabía dónde estaba Trompita, el elefante presuntamente asesinado por el rey.

Aunque para sorpresa la de descubrir que Trompita estaba vivo.

La entrevista fue muy íntima porque compartíamos la misma sabana. En una reserva bajo el atardecer.

Críticos Cítricos: En primer lugar nos gustaría cómo es que sigues vivo.

Trompita: Bueno, en realidad, todo esto es una pantomima que montamos para sacarles la pasta a los ricos ávidos de emociones. Las balas de la escopeta de su rey eran de fogueo. Yo fingí mi muerte.

CC: ¿Nos estás diciendo que nuestro rey no fue capaz de descubrir a un elefante fingiendo?

T: Él no tiene la culpa. Toda su vida le han hecho la pelota, todo el mundo a su alrededor finge, seguro que bichos más grandes que yo le han fingido y ni se ha dado cuenta.

CC: ¿Y lo de la cadera?

T: Bueno, fingí que le atacaba para darle un poco de emoción y el rey se cayó de culo. No me haga caso, pero yo creo que olía a caca de sangre azul. Todo esto forma del espectáculo, soy como el toro Ratón, no es el primer monarca al que lesionó en una cacería…

CC: ¿Aun así el rey tuvo fuerzas para dispararle? ¿Digo yo que por lo menos dispararía?

T: Sí, sí. Pero vamos está mayor. Al principio la idea era que disparase a un león, pero el pobre no veía tres en un guepardo. Así que tuvieron que poner a mí a hacer el numerito. Además para motivarle me tatuaron la cara de Urdangarín en la nalga. Fue un teatrillo patético. Sólo se salvó mi interpretación de la agonía.

CC: ¿Guarda rencor a nuestro rey por su costumbres cazadoras?

T: Como miembro de la naturaleza sé mejor que nadie que la naturaleza es sabia, por eso dota a los borbones de escopetas. Es posible que por el camino caigan unos cuantos animales inocentes, pero al final se acabaran autodestruyendo. En cuanto mejoren la puntería, porque de momento no dan pie con bala.

CC: Trompita, la popularidad de nuestro monarca ha bajado por tu culpa. ¿Qué tienes que decir?

T: Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a suceder.

Una vez terminada las preguntas, Trompita hace honor a su nombre y nos vamos de borrachera. Le veo bebiendo vodka y no puedo evitar recordar a Mitrofan, el oso borracho que teóricamente mató el rey en Rusia….¿será casualidad su debilidad por los animales borrachos? Esto confirmaría mi teoría de que la reina Sofia en la intimidad debe ser con Sue Ellen de Dallas.

Tags: , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment